¿Cómo ser padres en un mundo con Internet?

Algunos puntos clave para que los padres ayuden a sus hijos a desarrollar un pensamiento crítico sobre lo que ven en la web, y aprendan a confiar en su propio juicio.

El tiempo libre de que disponen los niños cada vez se ocupa más con actividades relacionadas con la tecnología, ya sea por la utilización de smartphones, tablets, consolas de videojuegos, etc. Por eso, es importante tener en cuenta algunos consejos para que los padres estén preparados y puedan acompañar y guiar a sus hijos en sus interacciones en Internet.

 

Tips para padres 

• Aprender sobre seguridad para poder educar a los hijos. Esto también incluye la ciberseguridad. Si bien hay que acompañarlos en sus primeras interacciones, también hay que enseñarles a protegerse para los momentos en que los padres no estén presentes. Es una buena idea inculcarles un sentido de precaución, haciendo las restricciones necesarias y explicándoles la razón de las mismas, de manera que entiendan los riesgos que existen en Internet.

• Dejar en claro que las personas con las que se reúnen y hablan online no siempre son quienes dicen ser. En Internet es muy fácil pretender ser alguien que no se es. En las redes sociales, por ejemplo, a menudo no hay controles de identidad y muchas veces sólo basta con que la persona se registre usando información falsa. Es primordial prevenir el daño, y alertar a los menores sobre la posibilidad de que este tipo de situaciones sucedan y extraños intenten engañarlos para contactarse con ellos.

• Hablar sobre las redes sociales y la privacidad. Es esencial mantener “activas” las conversaciones sobre las redes sociales, tanto para conocer cómo las utilizan (con quién conversa, sobre qué temas, etc.) así como para abordar los peligros asociados, tales como el grooming o cyberbulliyng. Es importante explicarles por qué compartir la información personal debe limitarse en las redes sociales, ya que estos datos se pueden copiar fácilmente y seguir compartiéndose, incluso después de que el usuario eliminó el post original.

 

• Asegurarse de que todos los dispositivos móviles estén seguros y protegidos. Existen aplicaciones como ESET control parental, que ayudan a supervisar la actividad online de los más chicos. Esta tecnología les permite a los mayores proteger a sus hijos mientras utilizan smartphones y tablets, al mismo tiempo que los ayuda a controlar la factura telefónica impidiendo las compras integradas en aplicaciones móviles. La misma puede adaptarse a cada tipo de familia: los padres pueden, por ejemplo, modificar la configuración según la edad de cada hijo. Además, junto a los hijos pueden ponerse de acuerdo en la configuración más apropiada para ellos. Esto no sólo los hace más responsables, sino que también les permite sentirse más cómodo con las libertades que se le dan.

 

Te puede interesar