Consejos para cuidar a tu mascota de las altas temperaturas

En esta época de días agobiantes no sólo las personas sufren el calor extremo. Aquí, una guía para detectar en tus mascotas los síntomas del golpe de calor y cómo evitarlos.

Comenzó el verano, y antes que eso sucediera, las altas temperaturas ya vienen trepando fácilmente los 38 grados. Ante esta situación y como seres pensantes, los humanos nos nos ocupamos de preservarnos tomando mucha agua, apartándonos de los rayos solares, y alimentándonos bien, además de lucir ropa liviana y en tonos claros.

Ni hablar del hecho de sumar ventiladores o aires acondicionados tanto en la casa, como en el trabajo o el auto, según cada posibilidad. Sin embargo, las mascotas no pueden ni tienen ese poder de discernimiento, ni tampoco qué y cómo hacer frente a las altas temperaturas.

 

 

De ahí que puedan ser víctimas de golpes de calor, y dependan de la atención directa de sus dueños para no enfermarse o perecer por las altas temperaturas. Preservarlos de manera amorosa y responsable es parte de nuestro compromiso como dueños. El médico veterinario Federico Trezzo (de la clínica veterinaria Fauna) puntualiza síntomas del golpe de calor,  consejos y detalles que no podemos pasar por alto.

¡Cuidá a tu mascota!

 Cada año lo que parece obvio vuelve a ocurrir respecto al calor y los animales del hogar. Por eso, y como decían las abuelas, “si vas a tener un animalito a cargo: cuidalo, si no, no lo tengas”. Un consejo que viene bien para las altas temperaturas que estamos experimentando, y que no pasan inadvertidas para nuestros amigos de cuatro patas. Incluso, con riesgo de vida si no se los cuida. Según Trezzo, los siguientes consejos son los más importantes para cuidar a los animales del golpe de calor.

 

 

1. A las mascotas el calor les afecta de igual o mayor manera que a los seres humanos. De hecho están más preparados para el frío que para el calor, algo que si son viejitos o cachorros, los afecta en mayor grado.

2. Si la temperatura del día es muy alta, lo más importante es mantener a las mascotas hidratadas.

 

 

3. Si por determinadas circunstancias no puede tenerse el perrito o gatito adentro del hogar, debemos como dueños responsables ofrecerles en el patio, un lugar de reparo y sombra lo más fresco posible. Además de agua fresca, que debe cambiarse al menos de tres a cuatro veces al día.

4. En animales viejitos el cuidado debe ser más extremo, ya que se deshidratan fácilmente, si tienen demencia senil o déficit cognitivo. Enfermedades que hacen que no tomen agua porque se olvidan. Por eso hay hidratarlos y cuidar también su alimentación, ya que el calor les saca el apetito. De hecho en verano los animales comen de un 15 a un 20% menos que en invierno.

5. Hay razas de perros denominadas como brancoencefálicos, en los que deben extremarse los cuidados del sol. Hablamos de los bulldog franceses, boxers, o bulldogs ingleses. Es decir, todos los que tienen hocico chato. Eso debido a que poseen una deficiencia en la eliminación del calor. El jadeo en los animales es como la transpiración en nosotros, es decir, elimina el calor respirando por la boca, y entrando aire fresco por la nariz. Esa es la manera que otros perros tienen de contrarrestar las altas temperaturas. Sin embargo, un paciente brancoencefálico no puede eliminar bien el calor, por lo cual se lo debe sacar a pasear a primera hora de la mañana (o en la noche) y preservarlo siempre del sol, ya que puede llegar a sufrir un síncope (falta de oxigenación) y desvanecerse.

 

 

6. Prohibido de manera terminante dejar a la mascota en el auto al sol, encerrada, “porque nos bajamos dos minutos”. Eso no se hace, ya que pueden hacer golpes de calor severos e incluso morir. Encerrados en un auto, al sol durante un tiempo puede llegar a una temperatura promedio de 50°, generando en el animalito convulsiones y la inevitable muerte.

7. Los baños en los perros son algo bueno para refrescarlos, teniendo en cuenta que más que el pelo corto, lo ideal es que lo tengan desenredado, ya que si está pegoteado como si fuera una rasta, no deja entrar el aire y allí es cuando sufren aún más el calor. Para aquellos perritos que necesiten peluquería hay que mantenerles el pelo bien cortado, de esa manera no se le forman nudos.

 

 

8. Hay que tener especial cuidado en perros y gatos de color blanco en los que (como si se tratara de albinos) la exposición solar intensa puede llegar a generarles un cáncer de piel. Pensemos en dogos, boxers, etc. En ese sentido se les puede poner bloqueador (de factor solar de 35° para arriba e hidrosolubles por si se lamen) en zonas sensibles como; la punta de las orejas, la pancita, alrededor de los ojitos o nariz.

9. El ventilador y el aire acondicionado son verdaderos aliados, como en los seres humanos, en el caso de poder tener adentro a las mascotas.

10. Los perros y gatos tienen una temperatura corporal más alta que los seres humanos de 38° a 39°) mientras que en nosotros es de 35° a 36°. Por lo tanto si hace mucho calor, y no los cuidamos. pueden tener consecuencias graves.

 

 

Síntomas visibles del golpe de calor

Según explica el veterinario “entre los síntomas vamos a notar que el animalito -sea gato o perro- está decaído, echado y que no puede moverse. Además la temperatura del cuerpo es extrema al contacto, tiene vómitos y decaimiento y las mucosas de los ojos rojas. Algo que puede terminar en convulsiones.

 

 

- ¿Qué es lo primero que tenemos que hacer ante una mascota con estos síntomas?

- Lo primero es no meterlo a un baño o mojarlos con agua helada de golpe. Al contrario hay que bajarles la temperatura de a poco, meterlos al reparo, darles agua de a poquito para no generarle vómitos, poner el aire o ventilador y llevarlo al veterinario, quien le pondrá suero para bajar la temperatura de manera paulatina. De lo contrario se le puede ocasionar un shock térmico severo.

Te puede interesar