Cuidar el cabello, también en invierno

Desde el lavado y secado, los cambios ambientales y la alimentación afectan la apariencia y salud de tu pelo.

El frío también afecta la apariencia y salud del cabello. Tanto las bajas temperaturas, como el viento, la lluvia, las modificaciones en los ambientes de la calefacción al aire libre impactan en la estructura capilar. Para que nuestra cabeza no parezca la de un espantapájaros debemos tener cuidados especiales en esta época del año.

En cuanto al lavado, una de las claves es el uso del champú, uno neutro es ideal para no modificar el PH natural. Consultale a tu estilista cuál te recomienda. La temperatura del agua tiene que ser tibia y el acondicionador cumple un papel muy importante pero es vital enjuagar bien para que el cuero cabelludo quede sin restos de ningún producto ya que tornan al cabello más opaco y quebradizo. Tras el lavado sacar el agua con toalla delicadamente y dejarlo secar a temperatura ambiente es lo recomendable. Si sos fans del secador, colocalo a 20 cm del cuero cabelludo, para no dañarlo.

 

En cuanto a la frecuencia de lavados 4 por semana es aconsejable, de tal modo que no se pierdan sus aceites naturales.

En cuanto a los productos que nutren y embellecen el cabello, es tu peluquero quien mejor puede ayudarte según tus necesidades específicas. Si sos de las que prueba todo aquello que publicitan en TV y revistas, como los aceites nutritivos, los anti frizz, para rulos perfectos y termo protectores,  tenés que saber que se aplican luego del lavado se realiza desde la mitad del largo del cabello hacia las puntas, nunca directamente en las raíces.

 

Respecto al corte, hay muchas que se niegan a ir a la peluquería porque frecuentemente al estilista se le va la mano, dicen. Pero a las rebeldes les decimos que hay que cortarlo 3 o 4 veces al año al menos.

Por supuesto la alimentación contribuye con la salud de todo el organismo y también con el pelo. La dieta equilibrada es fundamental, con vitaminas y minerales, muchos colores en el plato y también –aunque parezca loco- el ejercicio y el manejo del estrés son puntos fundamentales.

Aquí cabe decir que hay muchas personas que pierden mucho el cabello durante todo el año o que lo tienen frágil y quebradizo y no hay producto que los haya ayudado, entonces es recomendable visitar a un dermatólogo.

 

¿Te animás a una máscara natural?

No renegamos de ningún producto farmacológico, de belleza ni los orgánicos que están muy de moda, pero ahora te ofrecemos económicas propuestas naturales para empieces a cuidar tu cabello hoy.

- Pasá por una dietética y comprá cápsulas de vitamina E y aceite de ricino, la cantidad depende del largo de tu cabello, pero calculá según las máscaras que se venden que no superan los 50 cc. Mezclás con aceite de oliva y dejás actual durante 30 minutos, retirar con agua tibia.

- El aceite de oliva también forma parte del segundo tratamiento y esta vez utilizamos dos cucharadas mezcladas con ½ vaso de cerveza y 2 cucharadas de mayonesa. Animate al menjunje y vas a ver como tu pelo se revitaliza. Si la mayonesa es demasiado para vos, reemplazala por la pulpa de hojas de aloe vera.

- El aceite de coco es súper poderoso, mézclalo con jugo de limón natural, 2 parte por 1, y aplicalo en tu cabello, verás cómo se hidrata y además eliminás la caspa.

- La miel y otra vez el aceite de oliva resulta una máscara muy nutritiva, en partes iguales, con un huevo, aplicalo y dejalo actuar 20 minutos, verás resultados inmediatos.

 

Te puede interesar