Deco navideña ¡Opciones para elegir con tiempo!

Si bien todavía falta para la Navidad,  no está mal ir haciéndose a la idea de pensar cómo preparar la decoración hogareña. Algunas ideas de tendencia.

La decoración que escogemos para las fiestas también se rige por los dictámenes de la moda. Los colores clásicos de la Navidad siguen siendo el verde y el rojo, pero este año se suman algunos cambios y propuestas que van hacia el azul y el beige.
“Este año el rojo clásico también va acompañado de tonos pastel como el rosa”, comenta la especialista en tendencias decorativas Gabriela Kaiser, que asegura que además se está viendo más bien un verde menta, casi con toques de turquesa, en lugar del clásico.


La decoración transparente también se impone, sobre todo por la liviandad que genera en ambientes pequeños. “En líneas generales, podría decirse que los colores de este año son algo más suaves. El tono cobrizo, por ejemplo, es más cálido y tiene un matiz de rojo, y el colorado clásico suele dejarle espacio a un rojo un poco más oscuro y opaco”, comenta la directora de la feria Christmasworld de Frankfurt, Eva Olbrich.
El mercado ofrece decoración para todos los gustos. Si no te entusiasman demasiado las versiones tradicionales del árbol de Navidad, queda muy bien optar por los azules: el azul noche y el azul jean se están viendo mucho en la feria de este año. Elegir otros tonos es una gran alternativa para darle aires nuevos al fin de año.


Y no sólo los colores hacen la diferencia. También se están viendo líneas de decoración que toman como eje recuerdos de la infancia, asociados a tonos alegres, inocentes, como el lavanda, el plateado, el ámbar o el melón, que salen de la mano de personajes de cuentos infantiles, símbolos que representan felicidad o escudos, es decir, detalles que en las épocas tradicionales son para todas las edades.
Claudia Henke, que trabaja en un estudio de decoración de Frankfurt, observa otra línea de inspiración del 2017, inspirada en la vanguardia, en formas geométricas, contrastantes y colores fuertes como el azul y el rojo en clara diferencia sobre un blanco o negro, un oro metálico o un cobre. Esta variante queda muy bien en un ambiente más bien frío, de estilo urbano moderno.
Los encajes, en cambio, combinan tonos marfil con menta y rosado, coral o dorado. Las superficies suelen estar inspiradas en la naturaleza. De hecho muchos diseñadores apuestan por lo rústico, que no pasa de moda: objetos artesanales de madera, cerámica y metal, que van muy bien con el marrón, el quarzo, un gris azulado, un verde bosque, un beige almendra...

 

Y si queres algo radicalmente distinto, también podés encontrar figuras para el árbol en forma de teléfono móvil, casco, maletita o globo terráqueo. Para los niños podés encontrar animales exóticos como flamencos, perezosos, llamas o seres fantásticos.


Pero si no querés descartar todo lo que tenés podés  combinar las borlas navideñas clásicas, con colores nuevos como el dorado o el negro, que le darán un toque de distinción al ambiente.
Si bien todavía falta para la Navidad,  no está mal ir haciéndose a la idea de pensar cómo preparar la decoración hogareña. Algunas ideas de tendencia/ dpa.

Te puede interesar