La tecnología, al servicio de nuestra belleza

Tratamientos con láser, con ultrasonido o con radiofrecuencia se ponen al servicio de la salud estética de la mujer

Por Paula Castro Tramontina  

 

Difícil es pensar un ámbito en el que la tecnología no se haya desarrollado. Ella -y todo lo que la acompaña- invade nuestros días para, en algunos casos, facilitarnos la vida. Y este es uno de ellos.

Durante los últimos años, en el campo de la salud estética se ha desarrollado una serie de técnicas y tratamientos pensados para combatir esos enemigos que persiguen a la mujer desde siempre.  

En Mendoza son varios los centros de estética y salud que destinan, dentro de su cartilla de tratamientos, un apartado para la Medicina Estética. 

"Dentro de lo que es la dermatología, esta medicina implica una amplia variedad de tecnologías que se pueden usar para mejorar la condición de la piel como para prevenir la acción de la radiación ultravioleta y el pasaje de los años", dice Liliana Huczak, Médica Dermatóloga de Dherma Salud.

Con el paso del tiempo, la demanda de estos métodos ha ido creciendo y cada vez son más las mendocinas que se animan a encarar este tipo de procesos. 

"En Mendoza hay mucha demanda. Cada vez son más las personas que buscan verse y sentirse bien", dice la médica y agrega que  de acuerdo a las edades varían los pedidos. 

“Las chicas jóvenes generalmente buscan tratamientos corporales: de flaccidez, estrías y celulitis. En cambio, la mujer adulta -tomadora de sol, por ejemplo- busca mejorar la condición del aspecto superficial de la piel: el fotodaño, los vasos dilatados, los poros, la pérdida de color normal. Finalmente, la señora de 70 años busca mejorar el tema de las arrugas y el relleno. Y en este sentido la tecnología láser pica en punta”.

Pero atentos: la medicina estética no sólo es cosa de mujeres. A los hombres tampoco le gustan sus manchas, ellos quieren mejorar sus arrugas y su textura. 

“De la totalidad de los pacientes, el 30 por ciento son hombres. A los que se les aclara -igual que a las mujeres- que no se puede detener el tiempo, pero sí mejorar lo que éste hizo”, afirma Huczak.

Sin embargo, antes de comenzar con el tratamiento es necesario acudir a una consulta con un profesional capacitado en el que se realiza un análisis completo para indagar sobre las necesidades del paciente y, a partir de allí, determinar si es posible la aplicación o no. 

"La consulta es obligatoria. Cualquiera sea la especialidad médica, más que todo si es estética. 

El paciente tiene que saber si es factible. Si tiene marcapasos, no puede hacer tratamiento de radiofrecuencia, Si tiene una enfermedad solar activa, no puede hacer tratamiento de luz. Es decir, el paciente es único y debe ser tomado en su totalidad".

 

A continuación, ADN Mujer seleccionó cuatro de los métodos más elegidos. ¡Tomá nota y sacate todas las dudas! 

 

Depilación láser

Lo primero que el paciente debe saber es que no es lo mismo usar el láser que la luz pulsada. Desde el punto de vista físico, hay que tener en cuenta que lo más efectivo será el pelo negro y grueso al igual que la piel blanca. 

Es un tratamiento

ue requiere una longitud de onda que destruya el bulbo piloso y la célula regeneradora del bulbo. Porque eso es lo que perseguimos para que realmente sea definitiva la depilación. 

Se necesitan, mínimo, seis sesiones para cualquier zona. Pero si es cara, será más difícil ya que es la más hormono dependiente y tiene un crecimiento más activo.

Dependiendo del lugar también varía el espacio entre sesiones. En el rostro es de 45 días; piernas, muslos y espalda dos veces al año; ingle y axila cada dos o tres meses. Que la persona haga más sesiones no se traduce en que el proceso sea más efectivo y rápido. Hay que respetar el crecimiento activo del pelo porque sino no se obtienen resultados.  

Las pieles más oscuras deben tener mucho cuidado. Y no importa la época del año en la que estemos, siempre es un buen momento para realizar este tratamiento. 

Dherma Salud utiliza la tecnología Soprano XL y Soprano Ice. Es una depilación virtualmente indolora, efectiva en hombres y mujeres. Su modo de trabajo: calentar progresivamente la dermis hasta una temperatura que daña el folículo y previene el re-crecimiento.

 

Flaccidez corporal

Huczak comenta que para este proceso se utiliza una plataforma portátil de Radiofrecuencia Dual. 

Es una terapia de calentamiento multicapas que permite suavizar, tensar, contraer la piel y llegar a las capas más profundas para tratar celulitis, mejorando el aspecto visible de la misma. 

También está indicado para flaccidez post parto, post cirugías bariáticas, post descenso de peso.

Además, para un mejor resultado se lo puede combinar con la tecnología de "Tensado de la piel". Este es un procedimiento que introduce calor debajo de la superficie de la piel, en el tejido intradérmico y subdérmico.

 

Tratamiento de estrías

Trabaja con Pixelc CO2,  una técnica pensada para combatir las arrugas, rejuvenecimiento, cicatrices, acné y estrías. 

Usa tecnología láser para suavizar y balancear el tono de piel, mejorando la elasticidad, la textura y el tono. Un plus: refuerza la piel contra los problemas de la edad. 

Sabemos que la estría es una cicatriz. Si la misma es roja, se puede tratar porque todavía está en etapa inicial de formación.

Si hago un tratamiento de  ultrasonido o radiofrecuencia, la estría puede mejorar. Jamás una cicatriz se va a borrar: puede mejorar o se puede prevenir si hay una cierta tendencia. Pero el colágeno, que es algo con lo que uno nace, no  se corrige.

 

Peeling químico

La microdermoabrasión con punta de diamante es el proceso que encabeza este tratamiento facial. 

Este sistema, por medio de micro cristales que son propulsados por la piel, desgasta las capas superficiales de la misma a través del retiro de sebo. 

Entre los principales beneficios encontramos que estimula la renovación celular, tonifica y otorga un evidente mejor aspecto a la piel.

Hay que tener cuidado si se toma medicación, si la piel es oscura.  

Pero cuidado: un peeling químico puede hacer tanto daño como un láser. Si el que lo realiza no es un profesional preparado, se le puede quemar la piel al paciente y dejarle marcas para toda la vida.

Te puede interesar