Mudá tu oficina a tu casa

Trabajar en casa tiene sus ventajas. Podés decorar el espacio a tu gusto y con tu estilo, es mucho más efectivo, inspirador y eficiente. Sólo hay un condicionante: ¿dispongo de un espacio para hacerlo?.

Si estás decidida a montar un pequeño rincón de trabajo en tu hogar, seguramente encontrarás el lugar adecuado: en un rincón del estar, del dormitorio, debajo de una escalera o en un pasillo sin mucho uso.

Si disponés en alguno de estos ambientes de una pared entera, simplemente podés ubicar un escritorio, una silla y unos estantes, sacando provecho de ese muro. Si está pintado de blanco, se puede unificar todo el mobiliario con este color, así todo lucirá más ligero y luminoso.

Tené en cuenta que todo lo que quede a la vista debe estar perfectamente ordenado en archivadores o cajas, etiquetándolo para lograr una mayor rapidez de búsqueda. Un ambiente ordenado y equilibrado favorece la concentración y eficiencia. No hace falta unificar el color de elementos archivadores.

 

Otra opción es adecuar un rincón del salón o dormitorio a la decoración del ambiente, colocando un pequeño escritorio. Sólo necesitamos ocupar un ancho de pared de 2 metros, donde podemos colocar un tablero sobre dos caballetes o bien sobre un caballlete y una cajonera que nos hará de sostén y de guardado. El conjunto se puede completar con unos estantes sobre el mismo escritorio y lo más importante: una silla o sillón bien cómodo y ergonómico (espalda recta y antebrazos con altura adecuada con respecto a la superficie de apoyo,  pies algo elevados y lumbares recogidos).

Siempre es importante rodearse de cosas que te hagan sentir bien: una foto que recuerde un momento feliz: una frase positiva enmarcada o una planta que aporte un toque de verde al conjunto. Todo esto hará que te sientas más a gusto y lo personalices.

Orientar la mesa para aprovechar al máximo la luz natural será otra de las premisas si  a tener en cuenta; si no es así, un buen accesorio para iluminación concentrado en la zona de trabajo será suficiente. Todo el conjunto puede colocarse a su vez sobre una alfombra, que ayudará a delimitar el espacio destinado a esta función dentro del ambiente.

Si fuera posible, también sería genial poder disfrutar de vistas a un jardín exterior, ya que estudios realizados por el psicólogo Cary Cooper (especialista en estrés y bienestar) revelan que ver plantas ayuda a concentrarse mejor, reduce el cansancio y motiva más, además de aumentar la creatividad y productividad hasta un 15%.

 

Las "5 S"

Un tip que te puede resultar útil es aplicar la técnica "5 S" y atacar el desorden que siempre se apodera de los escritorios. Su nombre proviene de las iniciales en japonés de las 5 claves:

1. Clasificá y descartá (Seiri): rescatá lo útil, tirá lo que no lo es.

2. Organizá (Seiton): dale un sentido a cada cosa y guarda lo que no esté en su lugar.

3. Limpiá (Seiso): cada día, tras tu jornada laboral, limpiá tu mesa y tu equipo de trabajo.

4. Mantené (Seiketsu): sólo se consigue si aplicas a diario las tres primeras.

5. Create el hábito (Shitsuke): controlá periódicamente cada una de las cuatro anteriores.

 

Arq. Adriana Guillén de Pérsico

Te puede interesar