Mueve, mueve, mueve

Según la Organización Mundial de la Salud hay que ejercitarse 150 minutos semanales. ¿Vos cuánto tiempo le das?

Por razones de salud y que naturalmente repercuten en el aspecto físico, el bienestar general y el humor, ejercitarse hace bien. Pero quizá algunos se extralimitan y otros están sentados en los laureles. Cabe señalar que la OMS señala que las personas comprendidas entre 18 y 64 años, deben realizar actividad física aeróbica durante 150 minutos semanales con intensidad moderada o la mitad si es más vigorosa, a distribuir a gusto y piacere pero en sesiones de al menos, 10 minutos de duración.

Cierto es que cada persona según su estilo de vida y costumbres tendrá su propia rutina, seguramente hay quienes dedican más tiempo y otros menos. Pero, es importante recordar que para estar saludable esta es la medida recomendada, la mínima, como hacerlo dos veces a la semana con los grandes grupos musculares.
Practicar un deporte, yoga, salir a caminar beneficia cuerpo y mente, reduce el estrés, mejora las funciones cardiorespiratorias, los músculos y huesos, también influye sobre el ánimo, nada mal para estos tiempos.

Algunos tips para empezar a tomar conciencia del movimiento si sos sedentari o tenés sobrepeso:


1-     Subir y bajar las escaleras es un gran aliado de los que por ahora son sedentarios pero con un sencillo cambio de actitud, se ven resultados rápidamente.  Usar las escaleras varias veces al día, si vivís en un departamento evitar de a poco el ascensor, empezar con 2 pisos e ir sumando. Si tu casa tiene planta alta se puede hacer como una práctica obligatoria, por ejemplo subir y bajar dos veces seguidas para ir a buscar algo, y así varias veces durante la jornada. Claro que no está bueno agobiarse cuando no hay costumbre, vamos de a poco pero sin detenernos e incrementar cada dos días un piso más. Y aplaudirse, y celebrarlo, el corazón se verá beneficiado.

2-    Caminar un poco más, esto es dejar el auto más lejos, dar un paseo diario obligatorio, empezar con 10 cuadras de paso medio e incrementar una por día, hasta llegar a las 20. Luego vamos con un paso más ágil y comenzó a tomar el tiempo, la idea es que puedas caminar vigorosamente 40 minutos, pero atenti, Roma no se construyó en un día, ir de paso a paso y no abandonar es más beneficioso que quejarte porque no hacés nada, otra vez felicítate por cada pequeño logro.

3-    A bailar la mejor manera de moverse y disfrutar. Si no tenés tiempo de ir a una clase de baile o zumba, bailá en tu casa. La música nos hace feliz, cantar y moverte al ritmo, gasta calorías, ejercita varios grupos musculares y otra vez las funciones cardiovasculares se verán retribuidas. Además te pone alegre y qué mejor que emprender cualquier día con alegría. Ojo esto también es ejercicio por tanto llevar el ritmo e incrementar los minutos dedicados a la danza libre del living es algo a tener en cuenta.

Cada empresa que emprendas en torno a mejorar tu salud, a sentirte mejor con vos misma, debe llevar un registro para que veas tus logros y los celebres. 

Te puede interesar