¿Qué es el climaterio?

La expectativa de vida de la mujer es aproximadamente de 77 años, por lo que gran parte de su vida (1/3), transcurre en climaterio. Se lo define como la etapa de la mujer entre la edad adulta y vejez.

Dentro de esta etapa, la menopausia constituye un momento y se refiere a la última menstruación (después de la cual todo sangrado genital debe considerarse anormal). Este proceso tiene lugar como edad promedio alrededor de los 49 - 50 años. Hay mujeres que la presentan antes de los 45 años, en cuyo caso se habla de "menopausia temprana" y si es anterior a los 40 años: "menopausia precoz". Sin embargo, cuando se produce luego de los 55 años hablamos de "menopausia tardía".

El período anterior a la menopausia es la premenopausia (transición a la menopausia), donde se pueden presentar irregularidades menstruales: los ciclos tienden a alargarse, puede presentarse cambios del carácter (irritabilidad, nerviosismo, llanto fácil, disminución del deseo sexual, molestias en las relaciones sexuales por sequedad de la vagina, falta de lubricación, picor en la vulva, molestias para orinar). También puede presentarse sofocos o "bochornos", a veces seguidos de sudoración exagerada, dolores de cabeza, alteraciones del sueño (insomnio), palpitaciones. Estos síntomas pueden estar presentes o no, y pueden ser más o menos intensos, influyendo en ocasiones en la calidad de vida de la mujer.

 

 

A pesar de las menstruaciones más distanciadas, la mujer debe continuar con los cuidados para evitar un embarazo hasta pasado 1 ó 2 años de la última menstruación. El período posterior a la menopausia se denomina posmenopausia. Durante este tiempo, ante la falta por años de hormonas femeninas, aparece la posibilidad de prolapsos o descenso de los genitales con algunos síntomas como ardor o dolor al orinar, picor, pérdida de orina, infecciones urinarias a repetición. Es decir que pueden haber trastornos genitales y urinarios que repercuten en la sexualidad.

Además hay un incremento del riesgo cardiovascular (1° causa de muerte en las mujeres), principalmente por infarto de miocardio. Aumenta el colesterol y puede manifestarse un aumento de la presión arterial (hipertensión arterial). Por otro lado, la pérdida de estrógenos aumenta la fragilidad de los huesos (osteopenia), con la posibilidad de fracturas por osteoporosis: 1 de cada 4 mujeres mayor de 50 años tiene osteoporosis. El 50% de éstas sufrirá una fractura. Las más frecuentes son de cadera, columna vertebral y muñeca. El cigarrillo (tabaquismo), incrementa la posibilidad de osteoporosis, al igual que la falta de actividad  física, dietas bajas en calcio, etc.

 

 

Medidas generales que reducen los sofocos

- Evitar el stress, alcohol y alimentos condimentados.

- Descanso en ambientes aireados y frescos.

- Ropa cómoda no sintética.

- Alimentos ricos en soja.

- Caminatas de 30 minutos por día.

Hábitos de vida saludable

- Seguir una dieta sana, rica en lácteos, frutas y verduras, cereales, con bajo contenido de sal.

- La actividad física es fundamental para evitar enfermedades crónicas: enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer, osteoporosis.

- El tratamiento médico de los síntomas climatéricos (si fuera necesario), sólo deberá establecerlo el médico especialista teniendo en cuenta beneficios y riesgos.

- Siempre consultar al ginecólogo para poder efectuar la prevención o detección precoz del cáncer de mama, de colon, de cuello de útero y descubrir si existen factores de riesgo, que si modificamos nos permitirán evitar la enfermedad y vivir con bienestar.

 

Dra. Cristina Zuñiga (Mat. 3516 provincial). Secretaria científica de la Sociedad de Ginecología y Obstetricia de Mendoza. Jefa de Departamento Salud Integral de la Mujer (OSEP).

Te puede interesar