Siete claves para tener en cuenta a la hora de planear tu dieta

Los mitos y malos entendidos en torno a la alimentación son la moneda corriente cuando pensás en bajar de peso. Aquí, los aspectos que tenés que tener en cuenta para organizar tu nutrición con salud.

“Si tomás a la mañana agua caliente y limón, bajás 10 kilos en un mes”. “Probá con el ayuno y vas a bajar volando”. “Tomar líquido mientras se come, te engorda”. “En otoño se baja más rápido por la transición estacional”.

Existen tantas ideas descabelladas como erróneas a la hora de ajustar el pantalón, y subir el cierre, que muchas veces estamos dispuestos. Creemos cualquier disparate o incluso ponemos en riesgo la salud con tal de bajar velozmente y de forma mágica los kilitos de más.

El criterio en esto es fundamental, además de un buen profesional que vea las necesidades de su paciente, edad, historia clínica y tipo de dieta adecuada a su vida y objetivos. Pero más allá de asistir a quienes realmente saben, pululan por la redes miles de ideas acerca de costumbres alimentarias de la cotidianidad, que rozan la verdad o son directamente falsas.

 

 

Por ello la licenciada en Nutrición, Carina González, desmitifica hábitos y confirma verdades en un ranking-guía. “Es muy bueno consumir el huevo entero, ya que el cerebro y el organismo en general necesita grasas de las buenas, como en este caso”.

¡Chau rumores!

1. Los productos integrales no engordan porque tienen menos calorías (Falso) 

“Si bien el pan común engorda, los productos integrales tienen más calorías porque contienen más grasa, sobre todo en lo que concierne al pan. El beneficio de lo integral es el aporte de fibras pero contiene en muchos de sus productos el doble de grasas que un pan común, ya que para que se una la harina integral, se necesita el doble de grasa”.

2. Mezclar hidratos de carbono y proteínas no engorda (Verdadero)

“En realidad siempre se sugiere que se consuman separados por una cuestión de digestión. Entonces en lugar de un bife con fideos, se propone que se haga con ensaladas, proteínas y fibras, mientras que por su lado los fideos se coman solos en otra oportunidad si se elige el primer plato”.

 

 

3. El azúcar blanca sólo aporta calorías vacías (Verdadero)

“El nudo de la cuestión pasa por cuán refinada sea. La blanca lo único que aporta son calorías vacías, y a la hora de bajar de peso nos juega en contra. En el caso de la negra (sin refinar) aporta minerales como potasio, hierro, sodio, magnesio, y calcio. También vitaminas del grupo B, por ello los naturistas se inclinan más por esta última. Los vegetarianos y veganos la usan mucho”.

4. Las dietas en las que se incluye sopa hacen bajar más kilos (Falso)

“Este tipo de brebaje se da sobre todo en épocas de otoño e invierno, ya que al tomarlo caliente, brinda saciedad en forma rápida, pero no significa que porque lo tomemos bajemos más kilos. La sopa disminuye la ansiedad y el apetito antes del plato principal, estipulado por la nutricionista, pero no hace bajar más kilos por el solo hecho de consumirla”.

 

 

5. La yema del huevo no engorda (Verdadero)

“Si bien eso es cierto, en las personas que tienen hipercolesterolemia o problemas de colesterol, se aconseja disminuirla. Es muy bueno consumir el huevo entero, ya que el cerebro y el organismo en general necesita grasas de las buenas, como en este caso”.

6. Los alimentos procesados son de cuidado (Verdadero)

“Se habla mucho de ellos por los conservantes y aditivos que tienen (arvejas en latas, lentejas, sopas procesadas etc.) ya que poseen mucha manipulación y, a la hora de pensar en la salud, evitar el sobrepeso y la obesidad infantil, lo aconsejable es evitarlos.

7. La dieta cetogénica es ideal en todo sentido (Falso)

“Se trata de una dieta que antiguamente se hizo para ciertos casos de personas que padecían epilepsia. En ellas las porciones eran muy medidas. Hoy en día se usa en cualquier sujeto y de forma irresponsable. Se trata de una dieta en la que no hay límites con el consumo de proteínas y grasas (carnes, fiambres, etc.) mientras que la ingesta de carbohidratos es muy baja. Es muy peligrosa porque puede desencadenar complicaciones en la salud como colesterol, ácido úrico, hipertensión, problemas renales por la carga proteica, entre muchos otros. No se puede mantener en una persona como una alimentación permanente, porque además de lo mencionado tiene efecto rebote”.

“Si bien el pan común engorda, los productos integrales tienen más calorías porque contienen más grasa, sobre todo en lo que concierne al pan”.

 

 

Los 3 tratamientos de los famosos que tenés que evitar, según los expertos 

“Si algo suena demasiado bueno para ser verdad, lo más probable es que sea mentira”. Así opina Sian Porter, de la Asociación de Dietistas Británicos (BDA, por sus siglas en inglés), quien acaba de publicar una lista de dietas que deberías evitar en 2018.

El listado incluye: la dieta crudivegana, la alcalina y la basada en los suplementos nutricionales que promociona Katie Price, una personalidad de la televisión en Reino Unido. La Fundación Británica de Nutrición está de acuerdo con que es mejor evitar estos cinco regímenes, aunque el doctor Aseem Malhotra, autor de la dieta Pioppi, defendió su plan de comidas.

Dieta crudivegana: entre las celebrities famosas son Gwyneth Paltrow, Megan Fox y Sting quienes han expresado su apoyo a la dieta vegana de alimentos crudos. Ésta se basa en alimentos crudos como aquellos que no fueron modificados, enlatados o procesados químicamente, y que no hayan sido calentados a más de 48ºC.

“La gente piensa que ser vegano es un sinónimo de ser saludable, pero requiere una planificación cuidadosa para asegurarse de no perder nutrientes importantes”, dice Porter. Por ello, el Servicio Británico de Salud recomienda a los veganos que tomen suplementos de vitamina B12 y vitamina D. El calor también resalta los nutrientes en algunos alimentos, como las zanahorias, mientras que otros no se pueden comer crudos, como las papas, señalan los expertos. 

 

 

La alcalina: el jugador de fútbol americano Tom Brady y la duquesa de York son algunos de los famosos que promocionan la dieta alcalina.

Se basa en la teoría de que podés cambiar el equilibrio de pH (nivel de acidez) de tu cuerpo y tu sangre a través de los alimentos que comés. Sin embargo, hasta ahora no hay evidencia sustancial que respalde esta teoría.

Con suplementos nutricionales: la británica Katie Price lanzó una gama de batidos de hidratación para remplazar el desayuno y comidas. Según el sitio web, las bebidas apuntan a la tonificación y mantenimiento muscular, así como a la disminución de los antojos.

“El problema viene cuando la gente necesita volver a introducir alimentos en su cuerpo”, opina Porter. Mientras que la pérdida de peso rápida puede ser motivante, el BDA dice que es insostenible y que los supresores del apetito no son una forma saludable o recomendable de perder peso./Analía de la Llana - adelallana@losandes.com.ar
 

Te puede interesar