¿Te gusta el running? ¡Cuidá tus rodillas!

Si bien trotar o correr es algo que marca tendencia, no significa que no debas tomar en cuenta cualquier dolorcito que pueda aparecer.

 El jogging (como le llaman en algunas latitudes) o running, no es para cualquiera. Y no tiene que ver sólo con la edad, o estado físico

Si salís a trotar o a dar un paseo largo y al llegar a tu casa sentís dolor en la zona de las rodillas, deberías ir al médico. Puede que la forma en que están dispuestas tus piernas sean una de las causas.

¿Qué significa esto? El inconveniente puede ser conocido como "piernas en forma de X" o incluo "de O". Si tus huesos tienen una disposición particular, lo que sucede al hacer ejercicio es que se sobrecargan las articulaciones. Eso lleva a un desgaste del cartílago que, a su vez, puede que genere una artrosis dolorosa.

Si te molesta al subir escaleras, también deberías consultar a un especialista en cuestiones ortopédicas.

 

El profesional podrá recomendarte algunas herramientas para aliviar o corregir la mala postura, como plantillas que refuercen la cara interna o externa del calzado. Eso reducirá la sobrecarga de las articulaciones (dpa).

Te puede interesar